Opiniones


¿Qué hay de nuevo..?

Por: Gabriel, para la sección ¿Qué hay de nuevo?, del periódico Juventud Rebelde.
1968

Estrenó Silvio Rodríguez una canción dedicada al Che.- Cantó 20 números.- La sala repleta aplaudió las interpretaciones del joven compositor.

Fusil contra fusil, número dedicado al Che, cerró anoche el recital que ofreció el joven compositor e intérprete Silvio Rodríguez, en el Palacio de Bellas Artes.

-Esta es una de mis últimas composiciones y la cantaré con el papel delante porque aún no me sé bien la letra, dijo el creador de Tres mil pájaros y Bajo el arco del sol, la lucha armada. Al finalizar su interpretación se oyó el aplauso más largo y prolongado de los largos y prolongados aplausos que el público le ofreció anoche.

El local de Bellas Artes estaba totalmente lleno y la gente se mantuvo de pie en los pasillos, mientras Silvio desgranaba en dos partes, con un intervalo de diez minutos, casi 20 canciones.

La primera de la noche fue La canción de la trova, dedicada a Sindo Garay, y en la que hizo su reafirmación de que lo romántico jamás muere, “pues siempre se seguirá conversando con el mar”.

Le siguieron En mi calle, Un buen día quizás, El carnaval secreto del Bufón y Hoy es la víspera de siempre.

Un punto aparte merece su Tres mil pájaros, en homenaje al pueblo vietnamita al alcanzar esa cifra en aviones yanquis derribados.

3 mil, 3 mil dejaron de volar

3 mil, 3 mil descansen nunca en paz

También su número Bajo el arco del sol, la lucha armada; sobre la lucha del pueblo vietnamita contra el agresor yanqui, constituyó una de las más gustadas de la noche.

Otra fue la ofrecida a la joven promesa dentro de la nueva composición, Pablo Milanés. Luego cantó Buena mañana tenga febrero, Treinta años, Hay un grupo que dice, La era está pariendo un corazón, Alguien, La muerte espera por ahí, Terezín -dedicada a los niños asesinados en un campo de concentración hitleriano- y finalmente Fusil contra fusil.

 

FUSIL CONTRA FUSIL

En silencio del monte va

preparando un adiós.

La palabra que se dirá

In Memoriam, será la explosión.

Se perdió el hombre de este siglo allí:

su nombre y su apellido son

Fusil contra Fusil.

Se quebró la cáscara del viento al sur

y sobre la primera cruz

despierta la verdad.

Todo el mundo tercero va

a enterrar su dolor.

Con granizo de plomo hará

su agujero de honor, su canción.

Dejará el cuerpo de la vida allí:

su nombre y apellido son

Fusil contra Fusil.

Cantarán su luto de hombre y animal

y, en vez de lágrimas echar,

con plomo llorarán.

Alzarán el nombre de la tumba al sol

y el nombre se repartirá:

Fusil contra Fusil.