Entrevistas


Silvio Rodríguez: un abrazo para el pueblo canario

Entrevistó: Carmen Delia Aranda, para Canarias 7, España
27 de marzo del 2016

El cantautor Silvio Rodríguez ha incluido Canarias en su gira española. En concreto, el cubano actuará el 21 de abril en el Gran Canaria Arena. El concierto servirá para reencontrarse con su público canario y para presentar su disco Amoríos. Hace nueve años que el trovador no canta en la Isla.

¿Cómo será el concierto que ofrecerá en Gran Canaria? ¿Llegará a la Isla con toda su banda o reducirán el formato para venir a Canarias?

No sería capaz de hacerle semejante cosa ni a Canarias ni a otro lugar. Toda la gira de abril será con dos grupos: Trovarroco, con quienes trabajo hace una docena de años, y con el cuarteto de jazz con quienes he hecho mi último disco, Amoríos.

¿Su concierto se centrará en Amoríos o repasará su trayectoria?

El concierto tendrá parte de Amoríos, parte de Segunda cita y parte de esas canciones que con los años se vuelven inevitables.

Desde 2007 no actúa en esta Isla. En Canarias grabó con Los Gofiones el disco Cuba y también Unicornio con Los Sabandeños. ¿Qué recuerdo tiene del Archipiélago? ¿Mantiene lazos con las Islas?

Las Palmas de Gran Canaria fue el primer territorio, fuera de mi país, donde posé los pies, exactamente la mañana del 6 de enero de 1970. De allí es mi amigo Teddy Bautista. Pero con la isla que más conecté, cuando años después volví a cantar, fue con Tenerife. De allí son mis también amigos Caco Senante, Pedro Guerra y algunos otros chicos.

En Amoríos, reúne canciones escritas en los años 60 y 70, y la única no inédita es Óleo de mujer con sombrero. ¿Tanto le ha inspirado el amor? ¿Cuánto tienen sus canciones de experiencia propia y cuánto de ficción? ¿Su vida sentimental ha sido tempestuosa? ¿Por qué ha decidido rescatarlas? ¿No podía cantarlas antes? ¿Lo hace para revivir aquellas sensaciones?

Lo hago porque cuando salió mi primer disco, en 1975, llevaba 10 años componiendo y tenía más de trescientas canciones escritas. Fue traumático tener que escoger sólo 11. Desde entonces, cada vez que puedo, trato de saldar mi deuda con las inéditas.

¿Tiene muchas canciones inéditas de aquella época? ¿Se reconoce en todas?

Tengo muchas canciones inéditas. Me reconozco en las que grabo y en las que acaso grabe.

¿Ha cambiado mucho el Silvio que componía en los 60 al de ahora? ¿Qué es lo que más le inspira actualmente?

Se cambia y no se cambia, ya usted lo verá en sí mismo. La biología es implacable, la mente también, porque no se detiene -hasta que la biología se pronuncia. Cualquier cosa puede inspirar, pero de la inspiración a la obra terminada hay un proceso largo, de mucho trabajo, que no siempre culmina.

Respecto a las cuatro canciones de Exposición de mujer con sombrero, ¿lleva muchos años esta tetralogía en un cajón? ¿qué pistas puede ofrecernos para poderlas entender como un todo?

Escribí Exposición de mujer con sombrero en una semana de agosto o septiembre de 1970. Una detrás de la otra, todas con la misma motivación. Lamento no tener más pistas que las canciones.

¿Qué intentó aportar a la nueva grabación de Óleo de una mujer con sombrero?

Óleo de mujer con sombrero es la segunda canción de la tetralogía, imposible dejarla afuera. Es una canción que he cantado mucho, de diferentes formas. Creo que esta versión resulta la más madura.

¿Le inquieta ver a Obama paseándose por Cuba? ¿Le preocupa que Cuba pierda su identidad en su búsqueda de nuevos horizontes? ¿No cree que es algo inevitable en un mundo donde lo más globalizado es el capitalismo?

No me inquieta, me gusta que Obama vaya a Cuba y que Cuba lo reciba bien. Si acaso me inquieta que corten las calles y haya demoras. Hoy en la mañana demoré media hora en un trayecto habitualmente de 15. Ni Obama ni nada le va a hacer perder su identidad a Cuba. Cuba seguirá haciendo sones, rumbas y trova. Una cosa es relanzar las relaciones entre dos países y otra el sometimiento. No creo que Cuba vaya a someterse más que a sí misma.

Usted dio voz a la revolución, ¿sigue creyendo en la utopía?, ¿cree que las nuevas generaciones mantiene su fe en el socialismo?

Yo creo que la voz cantada de la Revolución fue Carlos Puebla, que se dedicó a hacer canciones apologéticas sobre el proceso revolucionario. No me parece que mi trabajo fuera así. Otra cosa es que haya defendido la revolución y por eso se me identifique con ella. Pero no creo que mi obra sea apologética sino más bien indagadora. El socialismo, como se puso en práctica, ya no funciona. Si hubieran socialismos futuros, serán de otra forma. No sólo los jóvenes piensan así, también unos cuantos viejos.

Usted tiene un blog titulado Segunda cita. Supongo que no habrá tenido tantos problemas con el Estado cubano como Yoani Sánchez. ¿Cree que la libertad de expresión ha crecido con Internet? ¿Qué le ha aportado a usted esa vía de comunicación?

Esa pregunta me hace recordar que hace años escribí a una reunión de Obama con los jefes de las redes, pidiendo un anillo de satélites para repartir Internet a los millones que no tienen. Sin duda la libertad de expresión ha crecido con Internet, aunque también el engaño y la confusión. Los que inventaron Internet son justamente los que quieren dominar al mundo, los más poderosos. No me parece que Internet sea un maná, aunque es un avance tecnológico que defiendo y seguiré defendiendo.

En Canarias tenemos la segunda tasa de paro más alta de España después de Andalucía. El 30,8% de los canarios en condiciones de trabajar no tiene empleo. Los sueldos en Canarias son los segundos más bajos de España, después de Extremadura. Además, por la insularidad, la cesta de la compra es más cara que en el resto de España. Muchos de sus seguidores canarios no podrán pagar los 46 euros que cuesta la entrada más barata para su concierto del Gran Canaria Arena. ¿Qué puede decirles?

Espero que luchen contra lo que les ha llevado a esa situación económica, no sólo para que puedan ir a conciertos sino para que puedan vivir dignamente y no les desahucien con impunidad, como se dice que sucede. Todos los conciertos que yo hago en Cuba son en las calles, para los vecinos de los barrios. Y no es caridad. Allá nos acostumbramos a hacerlo así desde hace décadas y tocamos con un sonido de primera y asisten los artistas más valiosos de todas las músicas que tenemos en Cuba. Un abrazo para el pueblo Canario.

Es frustrante comunicarse con usted a través de un cuestionario. ¿Por qué no concede entrevistas telefónicas? ¿Ha tenido alguna mala experiencia?

El secreto es que no me gusta hablar por teléfono. Además, tengo una voz horrible.